Cómo cuidar tus plantas en invierno.

Publicado por

31/01/2018

Durante los meses más fríos del año las plantas del jardín requieren de un mantenimiento adecuado para que las bajas temperaturas y las precipitaciones atmosféricas no dañen su estado y lleguen a la primavera en todo su esplendor. Por ello, desde Mediflora queremos darte las recomendaciones necesarias con las que ayudar a mantener la salud y belleza de tus plantas.

 

Conoce los tipos de plantas de tu jardín

No todas las plantas toleran el frío igual, por lo que es importante conocer las características de cada una para determinar el tipo de protección que les daremos. Desde no necesitar protegerlas, a tener que colocar algún elemento protector o directamente tener que trasladarlas a una superficie de interior, cada planta necesita de un cuidado especial.

Refugio frente a precipitaciones

Si vives en una zona en la que nieve o llueva frecuentemente durante el invierno, conviene refugiar las plantas cerca de paredes o elementos que las cubran al menos parcialmente y eviten que el grueso de las precipitaciones caiga sobre ellas.

Protege las macetas del suelo

Las plantas que se encuentren en macetas y en zonas con inviernos fríos será conveniente elevarlas del suelo y colocarlas sobre superficies como madera o plástico, evitando así que reciban la mayor acumulación de frío que se genera en el piso.

No las riegues en exceso

Uno de los principales problemas para las plantas en invierno es el hecho de regarlas demasiado y que el exceso de agua sea perjudicial para su salud. Al no recibir tanta radiación solar como en otras épocas del año, las plantas aguantan más sin la necesidad de líquido elemento.

Cuidado con la calefacción

Las plantas de interior también requieren de un cuidado especial durante el invierno, vigilando especialmente no ubicarlas próximas a aparatos calefactores ni flujos de aire caliente, ya que pueden dañarlas muy seriamente por la sequedad que les produce.

Pulverizarlas periódicamente

Del mismo modo que las plantas ubicadas en exteriores, durante el invierno las plantas de interior también requieren de poco regadío. Una buena idea es utilizar un pulverizador para así refrescarlas y eliminar el polvo que se va acumulando sobre ellas.

Colócalas cerca de ventanas o entradas de luz

En la medida de lo posible, las plantas de interior deben recibir unos flujos de luz mínimos ya que es un factor esencial en su óptimo desarrollo, por ello es conveniente situarlas cerca de las entradas de luz de la casa.

Y tú, ¿qué otros cuidados realizas con tus plantas durante el invierno?

Categorias: Sin categoría

Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Mediflora utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando entendemos que acepta su uso.
Cerrar | Más info