¿Qué cuidados necesita el olivo para crecer sano?.

Publicado por

23/10/2017

El olivo es uno de los árboles más comunes en nuestro país, pertenece a la familia de las Oleaceae y cuenta con más de 250 variedades. Su fruto es comestible y muy popular, se trata de la aceituna o de la oliva, fruto del que se extrae el aceite.

¿Dónde plantar el olivo?

La tipología del suelo no suele influir en su desarrollo ya que gracias a su resistencia puede cultivarse en terrenos secos y duros sin dedicarle cuidados especiales. Sin embargo, su plantación no se ha de realizarse en zonas con temperaturas inferiores a los diez grados bajo cero. Tampoco son recomendables las zonas con temperaturas muy altas durante la floración ni con vientos secos ya que la calidad y cantidad de la cosecha se verán afectadas.

Cómo plantarlo

A la hora de plantar los árboles debemos tener en cuenta las separaciones entre unos y otros, en una hectárea caben aproximadamente 72 árboles, y en el caso de que sean de regadío incluso 400. Para conseguir un fruto de calidad y abundante, tendremos que cuidar los olivos con los pasos especificados a continuación.

Cuidados

Para mantenerlo en buen estado y que crezca sano y fuerte debe ser abonado, fumigado, regado y podado de forma periódica. A continuación te contamos más sobre el cuidado de este árbol:

Abonado

Se debe realizar en invierno, se aconseja la utilización de productos a base de potasio, fósforo y nitrógeno. Aunque la cantidad depende de varios factores, en general basta con medio kilo de nitrógeno por árbol, el cual esparciremos alrededor del tronco. Cuando el árbol crezca, deberemos incorporar también fósforo y potasio y aumentar la cantidad de abono hasta llegar a un kilo.

Fumigación

Este árbol es vulnerable a plagas como la de la mosca del olivo, el repilo, el barrenillo y la polilla. Para evitar su aparición, se recomienda fumigar con cobre mensualmente.

Riego

Se puede cultivar el olvido mediante cultivo de secano o de regadío. En este caso se utilizarán los métodos de riego por goteo o riego al pie de árbol. La cantidad utilizada es de 60 a 100 litros aproximadamente por metro cuadrado.

Poda

El árbol debe ser podado de forma periódica, el objetivo es permitir la entrada de sol y aire y proporcionarle una forma equilibrada.

Arado

Con el arado aseguraremos un correcto desarrollo del olivo y por tanto su productividad. La labranza se debe realizar tres veces al año:

  • Primavera, para eliminar los hierbajos
  • Otoño, cuanto la tierra está asentada tras las lluvias
  • Invierno, antes de la recogida de la oliva

Hay que tener cuidado al hacerlo ya que se pueden dañar las raíces, se debe arar en diferentes direcciones para se airee bien el terreno.

 

Categorias: olivos

Escrito por:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Mediflora utilizamos cookies para mejorar su experiencia de navegación. Si continua navegando entendemos que acepta su uso.
Cerrar | Más info